Fundación distribuidores Nissan

Dic 5, 2017

Las consecuencias del terremoto impactaron fuertemente a la Ciudad de México, Morelos, Oaxaca y Chiapas por el sismo del día 7 de septiembre y sus réplicas. Debido a esto hemos decidido, por medio de nuestra Fundación Distribuidores Nissan, crear un fondo de apoyo para la construcción y rehabilitación de escuelas en Oaxaca y Chiapas. Actualmente tenemos ocho instalaciones escolares en proceso de reconstrucción.

Antes de continuar explicando el proyecto, nos gustaría que conocieras un poco acerca de la fundación; qué nos mueve y cómo nos organizamos para cumplir cada meta. Fundación Distribuidores Nissan es una institución sustentable, filantrópica por excelencia, donde la conciencia social y la colaboración se conjugan para mejorar las condiciones educativas de México, para transformar el paradigma de miles de niños mediante la construcción y equipamiento de espacios educativos, donde soñar y aprender son una realidad conjunta.

Nuestros valores se centran en cinco pilares: conciencia social, solidaridad, colaboración, integridad y transparencia. Ninguno de estos valores trabaja por separado; al contrario, actúan como células, comunicándose mutuamente, reforzando el espíritu y la voluntad detrás de cada proyecto que emprendemos.

Nuestra fundación tiene presencia en casi todos los estados y hemos construido, hasta el momento, más de noventa escuelas, cifra que irá en aumento gracias a este nuevo proyecto que ya está sucediendo en Oaxaca y Chiapas. Cada instalación escolar cuenta con seis salones de clase, cooperativa, aula de usos múltiples, sanitarios, plaza cívica, mobiliario, bebedores y, además, están adecuadas para discapacitados.

La donación de recursos funciona de la siguiente manera: por cada Nissan vendido, los distribuidores donan un porcentaje para sustentar la construcción. Luego, en conjunto con las autoridades, se busca el terreno adecuado (propiedad de la S.E.P.) y se realiza el papeleo necesario para comenzar la obra. Por último, llega el inmobiliario junto con todos los materiales para equipar los salones.

Las cifras han sido muy satisfactorias, ya que cada escuela tiene capacidad para 480 alumnos matriculados, entonces, al cumplir el objetivo de las 110 instituciones, se abrirán 52,800 espacios para los jóvenes. Gracias a los esfuerzos en equipo, seguimos creando espacios para la educación, para el juego, el aprendizaje y la comunión. Para nosotros, no existe mayor recompensa que las sonrisas en cada rostro.